domingo, 29 de enero de 2012

EL MOVIMIENTO REVOLUCIONARIO "NESTOR VIVE"

APOYO Y APOYARA DURANTE TODA SU GESTION A LA GOBERNADORA ELECTA: DRA.CLAUDIA LEDESMA ABDALA DE ZAMORA
EN LA PROVINCIA DE SANTIAGO DEL ESTERO (ARGENTINA)


Y AHORA EN ESTAS ELECCIONES
A INTENDENTE MUNICIPAL
ENSGO.DEL ESTERO, CIUDAD CAPITAL,
APOYAMOS AL CANDIDATO
HUGO "LITO" INFANTE
ASI COMO LO HICIMOS EN EL 2010
QUE VINIMNOS DE CORDOBA
PARA APOYARLO.
ESTAMOS A MUERTE CON VOS, LITO.!!





" UNIDOS Y ORGANIZADOS "




  
EL MOVIMIENTO
NACIONAL, POPULAR,
REVOLUCIONARIO
Y ANTI IMPERIALISTA
"NESTOR VIVE"


JUNTO CON  HUGO CHAVEZ FRIAS EN VENEZUELA 

MOVIMIENTO REVOLUCIONARIO
"NESTOR VIVE"


Y AHORA APOYAMOS A TODOS LOS CANDIDATOS A GOBERNADORES
EN VENEZUELA PARA LAS PROXIMAS ELECCIONES
DEL 16D
EL MOVIMIENTO "NESTOR VIVE"
APOYA A ESTE CANDIDATO:
FRANCISCO ARIAS GOBERNADOR



EL MOVIMIENTO REVOLUCIONARIO, SOCIALISTA
Y ANTI IMPERIALISTA "NESTOR VIVE"
NACE EN BASE AL TRABAJO QUE A DIARIO
REALIZAMOS CON LA GENTE.
QUEREMOS QUE ESTE MOVIMIENTO SEA UNA HERRAMIENTA POLITICA
PARA LLEGAR A LOS QUE REALMENTE
NESECITAN Y A TODOS AQUELLOS
QUE CREEN QUE NESTOR KIRCHNER
DEJO UN LEGADO QUE QUEDARA
EN LA HISTORIA NO SOLO DE NUESTRO PAIS, SINO TAMBIEN DE AMERICA LATINA.
A TODOS LOS QUE ESTAN DISPUESTOS
A SEGUIR MARCANDO UNA HUELLA
REVOLUCIONARIA DE TRABAJO, LIBERTAD
Y JUSTICIA,
LOS INVITAMOS A SUMARSE
A ESTA LINEA FUNDADORA,
Y EN DONDE SERAS UNA PIEZA CLAVE
EN ESTE MOVIMIENTO.
PORQUE CREEMOS QUE LOS JOVENES
DEBEN TENER ESPACIO
DE INTEGRACION EN LA POLITICA,
PORQUE PENSAMOS QUE PARA
QUE UN PAIS CREZCA, SE DEBEN IMPLEMETAR
POLITICAS DE INCLUSION
DE TODOS LOS SECTORES
DE LA SOCIEDAD,
Y PORQUE ESTAMOS CONVENCIDOS QUE
 AL PODER LO TIENE EL PUEBLO,
Y NO LA OLIGARQUIA, NI MUCHO MENOS
LA DICTADURA DE LOS MEDIOS,
QUE DESESTABILIZAN A GOBIERNOS
ELEGIDOS DEMOCRATICAMENTE
POR EL PUEBLO, ANTEPONIENDO ESTOS
DELINCUENTES DUEÑOS DE MEDIOS,
SUS INTERESES PERSONALES Y
ECONOMICOS, DEJANDO DE LADO
LA NECESIDAD REAL
DE LA GENTE QUE LUCHA A DIARIO POR SALIR ADELANTE PERO AUN ASI,
NECESITA DE NUESTRA AYUDA,
Y PORQUE DEBEMOS SEGUIR
LUCHANDO POR LA PATRIA GRANDE UNIDA,
QUE ES NUESTRA QUERIDA AMERICA LATINA,
Y POR LA QUE DEBEMOS VELAR
QUE NINGUN INTERES BUITRE
PRETENDA ARREBATARNOS
NUESTRA TAN PRECIADA SOBERANIA.
POR TODO ESTO Y POR MUCHO MAS
ES QUE TE INVITAMOS A SUMARTE
A ESTE MOVIMIENTO.
ENVIANOS UN E-MAIL A:
luna_elleon@hotmail.com
Y TE INDICAREMOS
DONDE REALIZAREMOS
NUESTRAS REUNIONES.

BIENVENIDOS A LO NUEVO DE LA POLITICA..A LA PURIFICACION DEL KIRCHNERISMO, A LA UNIDAD Y AL TRABAJO EN POS DE LA CONTINUIDAD DE ESTE MODELO QUE BENEFICIA A LA ARGENTINA Y A TODA AMERICA LATINA.
 ESTE MOVIMIENTO POLITICO NACE EL 29 DE ENERO DE 2012 Y SI BIEN YA EXISTEN ALGUNAS AGRUPACIONES CON EL NOMBRE SIMILAR, ESTA ES LA UNICA RECONOCIDA A NIVEL NACIONAL. LOS FUNDADORES DE ESTE MOVIMIENTO ESTAN TRABAJANDO EN LA POLITICA DE DERECHOS HUMANOS DESDE HACE MAS DE 15 AÑOS, INCLUSO DESDE ANTES QUE NESTOR KIRCHNER FUESE PRESIDENTE DE LA NACION.

20 de Abril de 2012

Homenaje a Néstor Kirchner en Italia

Fue en la Universidad de Padua, donde el canciller Héctor Timerman aseguró que el ex presidente “otorgó a la Argentina un rol protagónico en el proceso de erradicación de la tolerancia a la impunidad en materia de crímenes de lesa humanidad”.
En el marco de la ceremonia realizada en el centro de estudios italiano, uno de los más antiguos del mundo, Timerman afirmó que el ex mandatario “desafió las leyes más elementales de la política” y “planteó de cara a la sociedad la necesidad de enfrentar nuestro pasado”.
El canciller subrayó que en ese camino Kirchner abogó por afrontar “las consecuencias de la aplicación del código penal sin excluir los crímenes de lesa humanidad, que entre otros, él consideraba imprescriptibles”.
“En la Argentina, a partir de Néstor Kirchner, y luego con Cristina, se consolidó una política de Estado en materia de Derechos Humanos”, indicó Timerman al inicio de su intervención.
Esa política, según destacó el canciller, se basa en tres pilares: “llevar adelante el juzgamiento de los responsables de los crímenes de lesa humanidad; optar por la abierta revisión del pasado; y promulgar medidas de memoria y reparación”.
La ceremonia en homenaje a Néstor Kirchner tuvo lugar en el aula magna del Palacio del Bo, sede histórica de la Universidad de Padua, donde daba cátedra el científico Galileo Galilei, una de las mentes más brillantes de la historia.
Además de Timerman, y el embajador de Argentina en Italia, Torcuato Di Tella, participó del homenaje la Madre de Plaza de Mayo Vera Vigevani Jarach, quien en nombre de la Presidenta y de toda la familia de Néstor Kirchner, recibió en sus manos una distinción que el centro de estudios otorgó al ex presidente en reconocimiento a su contribución a la consolidación de la democracia a través de su política de derechos humanos.
"Néstor está presente en esta sala con nosotros. Es muy especial, ha hecho tantas cosas, podemos hablar de una especie de milagro”, dijo por su parte Vera Vigevani Jarach, visiblemente emocionada.
“Muchas fuerzas, muchas personas contribuyeron en este proceso, pero Néstor ha sido uno de los grandes protagonistas. Nos ha dado una mano fuerte, ha promovido la derogación de las leyes de impunidad”, remarcó durante su intervención en el acto, del que participaron las autoridades de la universidad y estudiantes.
Por medio de una emotiva carta leída por Timerman, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner agradeció el gesto y la decisión de la Universidad de Padua de reconocer por medio de un homenaje la política de Derechos Humanos que el Presidente Néstor Kirchner impulsó en la Argentina.
"El honor que hoy conceden se extiende también a todos los argentinos que lucharon y luchan para que los ideales de memoria, verdad y justicia sean una realidad. Estoy segura de que hoy, entre los muros históricos de esta casa, se atesora también el recuerdo de todos los argentinos e italianos secuestrados, torturados y asesinados en mi país en la última dictadura militar", escribió la Presidenta.
"Que en esta magna casa de estudios, una de las primeras universidades del mundo, donde surgió la ciencia moderna y las luces que iluminaron el progreso humano, se haya privilegiado el rol de los derechos humanos encarnados en esta ocasión por el aporte de un argentino, nos indica que el camino elegido a partir de 2003 fue sin dudas no solamente el más justo sino también el que más necesitaba la sociedad argentina", añadió.


 A CONTINUACION, HACEMOS UNA BIOGRAFIA SINTETICA DE NUESTRO LIDER.
Néstor Carlos Kirchner (Río Gallegos, 25 de febrero de 1950El Calafate, 27 de octubre de 2010)4 fue un político, abogado y empresario argentino, perteneciente al Partido Justicialista y al Frente para la Victoria, Presidente de la Nación Argentina entre el 25 de mayo de 2003 y el 10 de diciembre de 2007. Sucedió a Eduardo Duhalde, quien debía completar el mandato del renunciante Fernando de la Rúa, por lo que ejerció su mandato en los cuatro años correspondientes además de los pocos meses restantes del mandato inconcluso del expresidente radical. Kirchner fue sucedido en 2007 por su esposa Cristina Fernández. En consecuencia, se convirtió en el primer «primer caballero» (cargo genérico equiparable al de «primera dama») de la historia argentina.
Antes había sido intendente de Río Gallegos (1987-1991) y gobernador de la provincia de Santa Cruz (1991-2003). En 2009 fue elegido diputado de la Nación Argentina por la provincia de Buenos Aires, con mandato desde el 10 de diciembre de 2009 hasta el 10 de diciembre de 2013. Desde el 4 de mayo de 2010 se desempeñaba como secretario general de la Unasur.5
También presidió el Partido Justicialista, cargo al que renunció el 29 de junio de 2009 y volvió a ocupar el 11 de noviembre de 2009, asumió de modo oficial el 10 de marzo de 2010.

FRASES DE NESTOR KIRCHNER:
- "Los problemas de la pobreza no se solucionan desde las políticas sociales sino desde las políticas económicas".

- "La seguridad jurídica debe ser para todos, no solamente para los que tienen poder y dinero".

- "No habrá cambio confiable si permitimos la impunidad. Rechazamos de plano la identificación entre gobernabilidad e impunidad que algunos pretenden".

- "Mantenimiento del equilibrio fiscal y trajes a rayas para los grandes evasores, en la seguridad de que si imponemos correctamente a los poderosos el resto del país se disciplinará".

- "Hay vida después del Fondo".

- "Minga les vamos a aumentar las tarifas" (al hablar en contra de las empresas privatizadas de servicios públicos).

- "Señor Coto, yo lo conozco" (en medio de las polémicas por las suba de precios de alimentos).

- "El año que viene vamos a tener un candidato que será pingüino o pingüina" (cuando se definía su sucesión presidencial)

- "Hoy lo pueden llamar Mauricio. Pero siempre va a ser Macri" (al pronunciarse contra el actual jefe de Gobierno porteño, durante la campaña electoral en la capital).

- "Me voy a ir a un café literario" (antes de dejar su gobierno)

- "Recuerdo aquél 25 de mayo de 2003 cuando nos dejaron la Argentina prendida fuego y tuvimos que sacar el pecho para reconstruir la patria".

- "A los jóvenes les digo sean transgresores, opinen, la juventud tiene que ser un punto de inflexión del nuevo tiempo".

- "Les pido que la ayuden a Cristina, que es una mujer con coraje dispuesta a transformar la patria".

- "Como en las peores etapas del 55 y del 76 salen como comandos civiles y grupos de tareas, para agredir a los que no piensan como ellos, en forma vergonzosa" (durante la crisis del campo).

- "El canal de cable Todo Noticias es, como dicen unos amigos: Todo Negativo".

- "Clarín: no se por qué estas tan nervioso, hacé democracia, usá los medios para informar y no para desinformar a la gente".

- "¡Qué te pasa Clarín! ¿Estás nervioso?"

- "Soy un soldado de Cristina". 

  Legado

Néstor Kirchner y la política de lo cotidiano 

 La regeneración de lo político empezó desde el minuto cero en que Kirchner irrumpió en la escena nacional, y tuvo su máxima demostración de fuerza durante las exequias del santacruceño.  

La “metamorfosis” socio-cultural que tímida pero definitivamente inició allá por 2003 posee un atributo aceptado por el grueso de la dirigencia argentina, incluidos aquellos sectores poco afectos a reconocerle mérito alguno al oficialismo. Propios y ajenos señalan que la llegada de Néstor Kirchner a la Casa Rosada significó una progresiva puesta en valor de la política, que de a poco comenzó a recobrar su significado positivo y capacidad transformadora, volviendo a ocupar un espacio que había dejado vacante por varias décadas, a fuerza de dictadura genocida, decepción alfonsinista, menemismo brutal y nueva decepción, esta vez, aliancista. No se trata de exagerar, pero tampoco de negar lo evidente.
Esta regeneración de lo político empezó desde el minuto cero en que Kirchner, por entonces un gran desconocido, irrumpió en la escena nacional, y tuvo su máxima demostración de fuerza durante las exequias del santacruceño, cuando miles y miles de personas se dieron cita en las calles no para expresar repudio a su gestión como presidente, sino para despedirlo con dolor. ¿Raro? Raro es poco.
En ese lapso, Kirchner demostró tener el talento o la tozudez necesaria para que otros se interesaran por eso que a él lo obsesionaba: la política. Lo consiguió rompiendo la lógica de una relación con la ciudadanía que se había vuelto mercantil y desangelada. Propuso, en cambio, un juego dialéctico, picante y hasta caótico, que necesitaba de la apelación al otro, para bien o para mal. Parecía dispuesto a que muchos lo odiaran, pero no a que le fueran indiferentes.
Sucede que el retorno de la política no valió sólo para la dirigencia –de la cual, una gran parte se había dedicado a practicar la complicidad y el cinismo– o la militancia –que recobró su organicidad y autoestima–, sino que se desplegó por todos los ámbitos de la vida. Porque lo que también volvió, y esto se percibe cada vez con más claridad, es la política de lo cotidiano, de sobremesa, de reunión con amigos; y también como origen de discusiones intensas y pasiones irreconciliables. Volvió como tema, uno más en un largo etcétera donde entra casi todo lo que vale la pena sobre este planeta.
Resulta llamativo: hasta hace poco –casi nada– esta cuestión estaba por completo ausente. Un plato vacío en la punta de la mesa. No se hablaba de política o se hablaba de algún ocasional impostor. A lo sumo, se invocaba a “los políticos”, por lo general, cuando alguien lanzaba una puteada al aire, con la misma densidad y compromiso con que se dice “qué tiempo de mierda”. Y el clima, se sabe, es algo que nos excede, así que mejor no preocuparse demasiado. La política, vuelta tema “tabú” o simplemente demodé, había caído en ese callejón sin salida de lo que no tiene solución.
Ese cuadro trágico es lo que parece haber cambiado y sus efectos son intensos. Varios candidatos descubrieron a destiempo la novedad, es decir, el comportamiento de un electorado que, aun con reflujos, ya no vota sólo porque tal dirigente le cae simpático, porque lo escuchó en la radio o, apelando a un lugar común, “porque tiene que pagar la cuota del plasma”. Curiosamente, sí vota por eso, pero también muchas otras razones. En definitiva, la política es la suma de todos los intereses, los mundanos, los partidarios, los económicos, los revolucionarios y los íntimos.
De hecho, uno de los aspectos más interesantes de este asunto es su dimensión interpersonal. Sea por el terror paralizante que impusieron los genocidas de uniforme o por la degradación ciudadana que cuajó durante el menemismo, hombres y mujeres habían aprendido a prescindir de su dimensión política. Por supuesto, a pesar de ese relato incompleto, la vida siguió adelante. Nacieron amistades y amores, se produjeron despechos y se buscaron rivales. En tal sentido, el resurgir de lo político impone una espontánea relectura en la historia –antigua o inmediata– de cada persona. Por peso propio, por su capacidad de intervenir colectivamente en las cuestiones individuales, lleva a ver en perspectiva y, a veces, a reconfigurar los esquemas de relaciones.
Muchos se dieron cuenta, de la noche a la mañana, que existía un aspecto –y no cualquiera– que desconocían de sus familiares o amigos. En algunos casos, fue una grata sorpresa y la empatía ya no sólo fue futbolera, nocturna o barrial, sino también política. Otras veces, en cambio, la nueva variable puso a prueba los lazos forjados. Nos desafió a ver cómo se lidia con este dato revelador, porque ahora resulta que nuestro amigo de toda la vida es “un peronista de toda la vida” –quizá siempre lo fue, pero ambos lo habíamos olvidado–, que nuestro querido primo es “un liberal furioso” y que uno mismo, hijo ejemplar de la decepción noventosa, piensa y siente –eso último es clave– la política.
Así las cosas, algunas trayectorias compartidas perderán su encanto pero, al mismo tiempo, van a surgir otros personajes, hasta ahora laterales, con los que parecía no haber tema de conversación, pero con quienes siempre hubo, aunque ninguno lo supiera, grandes afinidades.
Haber contribuido a desencadenar todo esto es, sin dudas, un buen legado para un político. 


Néstor kirchner y la política como acción transformadora

 A nosotros nos pasó algo parecido. Había una época en que, en general, las argentinas y los argentinos tenían la posibilidad de ser felices; fue desde mediados de los años ’40 hasta mediados de los años ’50. Esto no es un mito, sino un recuerdo personal o familiar. No era una metáfora: era una realidad. Habíamos pasado de la economía agraria a la hegemonía del sector industrial, con la sustitución de importaciones, con mayor justicia social, migraciones internas, renovación casi total de la elite política y organización de los trabajadores. Se vivía mejor, aumentaba de modo sustancial la inclusión social y se estructuraba un “Estado de bienestar”.
Pero no duró, porque a veces los dioses son crueles; y los dioses del Siglo XX se llamaban Fondo Monetario Internacional, organismos multilaterales de crédito, oligarquía terrateniente, sectores antinacionales de la Argentina; y nos castigaron como a los antiguos griegos: en vez del fuego mitológico, nos sacaron a la política como instrumento de acción para defender los intereses nacionales y populares. Nuestros dioses, aunque fueran profanos, reaccionaron igual que los griegos: no podían permitir que los hombres se arrogaran la facultad de gobernarse a sí mismos, como si fueran dioses.
En general, durante el cuarto de siglo que va desde 1976 a 2001, el establishment cívico-militar renunció a la soberanía nacional y aplastó a la soberanía popular, reprimió de modo salvaje, destruyó gran parte del sistema productivo, devastó la industria, endeudó al país para financiar la evasión de capitales, dilapidó el patrimonio nacional (sobre todo con la liquidación de las empresas públicas), deterioró los salarios reales, redujo la inversión.
Según las épocas, prevalecían diferentes formas de degradación de la soberanía nacional y el bienestar popular. Es cierto que desde 1983 hubo una democracia formal, pero las decisiones económicas instrumentaban el Consenso de Washington por medio de los programas de ajuste que nos imponía el Fondo Monetario Internacional; y en esa época prevalecía la economía y se eliminaba a la política. Así, se sucedieron dictaduras militares y democracias de baja intensidad, pero el poder perteneció siempre al establishment, aunque en algunas etapas perdiera una parte del gobierno.
El requisito fundamental para que ese desastre fuera posible, era la supresión de la política, lo cual lograron mediante la desaparición masiva de personas, la prohibición total de la política, y el fraude que implicaron las proscripciones. Retomando la alegoría mitológica, fuimos infelices, profundamente infelices durante mucho tiempo, hasta que Néstor Kirchner, a fuerza de convicciones y coraje, logró llegar al lugar donde el establishment escondía la política; agarró un poco de política y se la devolvió al pueblo argentino. Eso ocurrió el 25 de Mayo del 2003.
Después la política se multiplicó y ahora la hemos recuperado: ejecutamos reformas fundamentales y somos herederos de las mejores tradiciones populares de la Argentina. El presente es el lugar donde hacemos, producimos, realizamos nuestra acción de gobierno, y el futuro es lo que hemos rescatado para la patria. Así se explican los siete millones de personas en las calles y plazas del país durante el Bicentenario.
En los hechos, la política implica la defensa de lo que se tiene o la adquisición de lo que se carece, según diferentes visiones del mundo, de cada uno y de todo el resto. Es un campo donde no es fácil encontrar valores absolutos, al contrario de lo que ocurre con los sentimientos, las religiones o el deporte, puesto que “la verdad y la justicia son del orden de la persuasión”, no se encuentran en estado puro de modo natural y son más bien el resultado de una construcción social. La politización de los conflictos implica hacerlos públicos y discutirlos, que es la primer condición para resolverlos. Ninguna injusticia es más duradera que la que permanece en silencio (de allí la importancia de los medios de comunicación).
El regreso de la política, en esencia, significa la sublimación de la violencia en reglas y procedimientos que llamamos constitución o leyes; al mismo tiempo, se regula el conflicto entendido como pugna consciente entre individuos, grupos u organizaciones por el acceso al poder, la riqueza y el prestigio. Sin dioses profanos, no necesitamos anular a los ocasionales adversarios, sino llevar el terreno a la discusión y obtener la victoria en las urnas.
En síntesis, es necesario reconocer un hecho histórico: el establishment había hecho desaparecer la política de la Argentina y el Presidente Kirchner consiguió recuperarla. Así como Yrigoyen conquistó el voto limpio y Perón transformó la convivencia social y el funcionamiento económico, Néstor Kirchner logró rescatar la política de los falsos dioses y revivir el fuego de la militancia, quizá de todas las militancias. Es un verdadero cambio estructural que marca el inicio de una nueva etapa histórica.

REVOLUCION

BIOGRAFIA DEL CHE GUEVARA

 Biografía: Médico, militar, estadista y revolucionario argentino, de nombre Ernesto Rafael Guevara de la Serna, más conocido como Ernesto "che" Guevara. Ernesto Guevara fue el mayor de los cinco hijos de Ernesto Guevara Lynch y Celia de la Serna. A los dos años de edad sufre su primer ataque de asma, hecho que motiva el traslado de la familia en 1932 a la ciudad de Altagracia (Provincia de Córdoba), por recomendación médica. En 1947 ingresa a la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires. Durante 1952 viaja por Argentina, Chile, Perú, Colombia y Venezuela, volviendo a Buenos Aires en 1953 y obteniendo el título de Médico. En 1955 Ernesto Che Guevara conoció en México a Fidel Castro y a su hermano Raúl, que preparaban una expedición revolucionaria a Cuba. Guevara trabó amistad con los Castro, se unió al grupo como médico y desembarcó con ellos en Cuba en 1956. Guevara se convirtió en lugarteniente de Castro y participó de varias batallas, llegando a La Habana (Cuba) en 1959, poniendo fin a la dictadura de Fulgencio Batista. El nuevo régimen revolucionario concedió al Che Guevara la nacionalidad cubana y participó del gobierno en diversos cargos. Al frente de un pequeño grupo y mediante la acción armada intentó crear las condiciones para que se desencadenara un movimiento revolucionario desde Bolivia, pero no tuvo éxito. Fue delatado y apresado y dado que el Che se había convertido en un símbolo para los jóvenes de todo el mundo, los militares bolivianos, aconsejados por la CIA, asesinaron a Guevara el 9 de octubre de 1967. Desde aquel día, Ernesto Che Guevara es el símbolo de valores degradados por el modelo hegemónico: el coraje, el principismo, la honestidad, la convicción de que vale la pena morir por un ideal.


 

CONTACTO:

JULIO: TEL. 0385 - 154 118 897

E-mail:  julio_elleon_2006@yahoo.com.ar     y muy pronto en 

FACEBOOK Y TWITER

Visiten:  LATIN Diario Digital en:  www.latindiariodigital.blogspot.com

HASTA LA VICTORIA, SIEMPRE.!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada